Tratados de Libre Comercio y Política Migratoria

Temas::

BDS Asesores, tratado de libre comercio, inmigración, migración, Política migratoria, Legal, Gerencia, Recursos Humanos

BDS Asesores
Jueves 22 de Julio de 2010

Uno de los efectos esperados de los Tratados de Libre Comercio es el ingreso de empresas y mano de obra de nuestros nuevos aliados comerciales.
Marco Durante Calvo
mdurante@bdsasesores.com

Mientras que un sector del gobierno corre aceleradamente a firmar tantos tratados de libre comercio con cuantos socios comerciales pueda encontrar, la otra parte del gobierno tiene que lidiar con uno de los efectos esperados de un tratado de esta naturaleza: el ingreso de empresas y mano de obra de nuestros nuevos aliados comerciales.

No podemos alegar desconocimiento de lo aprobado en dichos tratados. Así por ejemplo, el capítulo XI del TLC establece que el país debe tratar como nacionales a cualquier persona extranjera, tanto física como jurídica, que desee prestar servicios en el país, ello significa que se le pueden solicitar únicamente los requisitos que se le solicitan a cualquier nacional.

Por su parte, el acuerdo de asociación recientemente firmado con la Unión Europea dispone que las empresas de la UE domiciliadas en Costa Rica deben tener el mismo trato que las empresa nacionales y añade un apartado que no posee el CAFTA que es la presencia temporal de personas naturales para fines corporativos; en este capítulo, se regula la posibilidad que Centroamérica eventualmente permita a los inversionistas europeos establecidos en su territorio, contratar personal clave o aprendices graduados de la Unión Europea en aquellas actividades económicas reguladas en el acuerdo de Asociación.

Y para terminar con los ejemplos, el TLC con China establece que los países firmantes no podrán imponer limitaciones respecto al número de personas que pueden contratarse en un determinado sector de servicios, prescribir un tipo específico de persona jurídica para poder suministrar un servicio o limitar la participación de capital extranjero.

Similares acuerdos a estos tres ejemplos encontramos en los Tratados con Canadá, el CARICOM, Chile, México, República Dominicana y Panamá.

Lo anterior no debe sorprendernos, a fin de cuentas un tratado de libre comercio promueve precisamente eso: un tránsito fluido de bienes y servicios. El problema es ¿cómo realizamos los ajustes necesarios a lo interno para que el ingreso de empresas de nuestros países socios no impliquen un desplazamiento de la mano de obra nacional?

La tarea es definir con claridad y a la mayor brevedad posible, la política migratoria para conciliar el ingreso a Costa Rica de empresas y mano de obra extranjera y el cumplimiento constitucional que tiene el Estado de velar por el trabajo de los costarricenses (artículo 56) y de dar preferencia al trabajador nacional frente al trabajador extranjero en igualdad de condiciones (artículo 68). El problema es que no está del todo claro cuándo las condiciones son iguales, ni tampoco cómo debe regularse la contratación de extranjeros en las empresas domiciliadas en el país.

Las Visas a los Chinos. Vean la importancia de definir urgentemente la posición del país, que en días anteriores, conocimos que con motivo del Convenio de Cooperación entre Costa Rica y China y el contrato de construcción del Estadio (del cual forman parte las notas diplomáticas intercambiadas); la empresa china encargada de construir el Estadio Nacional solicitó la apertura para el trámite de permisos migratorios para su personal que sería utilizado en obras privadas distintas a la construcción del estadio. Solicitud que nuestra Ministra de Trabajo recomendó no otorgar. Esta es una muestra de la falta de uniformidad de criterio del gobierno entre la política exterior y la política interior del país.

La política migratoria no puede ser restrictiva, pero tampoco permisiva o complaciente. La Dirección General de Migración y Extranjería debe fortalecer sus lazos con el Ministerio de Trabajo y en conjunto crear una plataforma interna que nos permita resolver de manera eficiente los casos que sin duda veremos con frecuencia, de empresas extranjeras interesadas en iniciar operaciones comerciales acá con motivo de los múltiples tratados comerciales. De esta forma, podremos lograr que la instalación de tales empresas y personal extranjero traído por ellas, sea lo más rápido y sencillo posible y se pueda cumplir el objetivo de dichos tratados: fortalecer el comercio.

En un mundo como el actual no podemos darnos el lujo de cerrar las puertas y poner excesivos trámites para establecerse comercialmente en el país: por el contrario, debemos crear un sistema expedito que nos permita recibir todas las empresas de países socios, que quieran invertir acá, pero evidentemente exigiéndoles cumplir con la legislación laboral como lo hacemos con los nuestros. Esto promoverá la competencia y sin duda, los consumidores seremos los beneficiados.
más información

Artículo de BDS Asesores publicado por Alejandro Trejos Contactar para más información

Reportar abuso o información indebida.
Ver más comunicados de prensa
cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Gerencia

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Propiedad comercial calificada para Programa de Inversionistas Extranjeros EB-5(VISA) y LEY 22 EN Puerto Rico-USA.

Propiedad comercial calificada para Programa de Inversionistas Extranjeros EB-5(VISA) y LEY 22 EN Puerto Rico-USA.
Excelente y moderna propiedad, en Trujillo Alto, Puerto...

Indices Bursatiles

(21 Ago)
Dow Jones
0.45%
S&P 500
0.32%
Nasdaq
0.05%

Materias Primas

(21 Ago)
Petróleo Brent
103.42
Café "C"
189.6
Oro
1,275
Plata
19.435