Manejo del riesgo inteligente en finanzas

Temas::

Deloitte and Touche, Análisis de riesgo, administración del riesgo, gestión de riesgo, riesgo financiero, Finanzas corporativas, Finanzas, Gerencia

Deloitte and Touche
Miércoles 18 de Noviembre de 2009

Contar con la capacidad para administrar las prioridades en competencia así como los riesgos que amenazan a sus organizaciones genera incertidumbre entre compañías y Directores de Finanzas.
Esta inquietud figura como una de las principales conclusiones que arrojó la encuesta “Transformación financiera: Desarrollar una función de finanzas de Riesgo Inteligente” dirigida a ejecutivos financieros en el webcast de Información de Deloitte.

Lo anterior obedece a que a medida que la actividad de fusiones y adquisiciones se acelera y la subcontratación se eleva, los Directores de Finanzas deben ajustarse para desempeñar una función más de estratega y ampliar su margen de acción.

El nuevo entorno de mercado exige que los dichos profesionales no sólo sean responsables de la información financiera, de las relaciones con inversionistas y de las responsabilidades regulatorias, sino también del manejo de personas, de la infraestructura de sistemas y de tecnología así como de fungir como socio estratégico para el Director General.

Al mismo tiempo, las preocupaciones sobre las reestructuraciones financieras, multas y penalidades de la SEC para ejecutivos de finanzas provocan que se enfoquen en lo básico, atendiendo las responsabilidades de controles, información y cumplimiento.

El cúmulo de responsabilidades hace que el porcentaje de rotación en este campo de las 500 compañías de Fortune haya incrementado y la duración promedio en dicho puesto sea hoy menor a tres años.

Sin embargo, pese a que algunos directores de Finanzas pueden estar renuentes a asumir un reto más, otros están emprendiendo iniciativas para transformar la función de finanzas para que ésta pueda agregar valor a la organización.

Los expertos de Deloitte han clasificado estas responsabilidades en cuatro categorías, en una estructura que llaman las “Cuatro caras del director de finanzas”: Administrador, Operador, Estratega y Catalizador

La principal responsabilidad del Director de Finanzas es proporcionar información precisa y confiable a la administración, es decir servir como administrador y operador.

El 43% de los ejecutivos de esta área encuestados por Deloitte reportan que sus Directores enfocan la mayor parte del tiempo en esas dos funciones tradicionales. Mientras que sólo el 9% indica que su superior funge como catalizador, es decir, se dedica a estimular el logro de objetivos estratégicos y financieros.

Esta función es crítica no sólo para desarrollar la mezcla apropiada de talento para la organización sino también es esencial para generar información financiera relevante a los tomadores de decisiones.

Lo anterior resalta un conflicto natural que se encuentra en muchas organizaciones, a medida que los Directores de Finanzas luchan por cumplir con las expectativas y metas de crecimiento, los componentes clave para alcanzar los objetivos siguen siendo sub desarrollados.

Por otra parte, los datos también muestran que más de un tercio de las compañías no están aplicando una visión equilibrada para administrar los riesgos con y sin recompensa.

El área principal de riesgo identificada por los ejecutivos de finanzas de la encuesta incluye errores en la información financiera y fallas de control interno.

Ordenar la casa y adoptar una actitud que esté abierta al cambio e innovación es prioridad para administrar el riego de forma exitosa.


Finanzas de riesgo inteligente


• Reconoce y administra el espectro completo de riesgo (fraude, errores, pérdidas materiales, dejar de producir información oportuna precisa y relevante, oportunidades de crecimiento, pérdidas.
• Aboga por superar las barreras entre departamentos para obtener una perspectiva más amplia sobre la totalidad del riesgo.
• Comprende y contribuye a la visión de riesgo de la compañía.
• Reconoce la necesidad de tomar riesgos inteligentes para crear valor y opera como asesor de riesgo para la administración.
• Administra el riesgo de forma proactiva, con una visión para aumentar al máximo las ventajas de las decisiones estratégicas y reducir al mínimo las desventajas.
• Anticipa y ayuda a la organización a preparar respuestas coordinadas e integradas al riesgo.
• Delinea y comunica funciones y responsabilidades del Director de Finanzas y de la función de finanzas.
• Valora la adaptabilidad.

Fuente: Deloitte.

Artículo de Deloitte and Touche publicado por Lilliana Carranza Rodríguez Contactar para más información

Reportar abuso o información indebida.
Ver más comunicados de prensa
cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Finanzas

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Se Vende División de Compañía

Proveedora logística en San José, Costa Rica con una amplia gama de servicios en el área Logística.
Interés en vender una de las divisiones de la...

Indices Bursatiles

(24 Abr)
Dow Jones
0.00%
S&P 500
0.17%
Nasdaq
0.52%

Materias Primas

(25 Abr)
Petróleo Brent
109.97
Café "C"
214.8
Oro
1,292
Plata
19.545