Inteligencia emocional vs. Productividad

Las personas con alto coeficiente de inteligencia emocional influyen positivamente en los grupos de trabajo. Todos quieren trabajar con ellos.

Miércoles 9 de Noviembre de 2011

Esta capacidad para mediar en el estado de ánimo de un grupo está considerada como una de las virtudes de la inteligencia emocional que define Daniel Goleman, el autor, psicólogo y periodista que generó gran interés en el papel que juegan las emociones en el pensamiento, la toma de decisiones y el éxito individual cuando publicó el libro Inteligencia emocional en 1995.

“Cuando se es el líder de un equipo de trabajo, el impacto que se tiene sobre el estado emocional del conjunto es mayor. Todos están atentos al humor del jefe y se amoldan a él”, asegura. En su opinión, “las oscilaciones en los estados anímicos se ven reflejadas en los niveles de la producción. Se tiende a la baja cuando el grupo está deprimido y al alza en el caso opuesto”. Así como el ánimo del líder es evaluado por los empleados, también lo son sus acciones. Por eso, Goleman asegura que la tendencia que siguen algunas empresas en España de anunciar grandes despidos a través de los medios de comunicación, sin informar adecuadamente antes a su personal, es un grave error. “Cuando una organización se ve obligada a tomar estas medidas drásticas, es necesario que se pare a pensar cómo las realizará y el impacto que tendrán sobre el estado de ánimo de quienes permanecen en la compañía”, explica.

El psicólogo está convencido de que la inteligencia emocional está ganando peso en las estructuras empresariales, aunque reconoce que la velocidad es diferente según los países. “Bajo el patrón de la inteligencia emocional, las compañías pueden calcular las posibilidades de éxito de un individuo con mayor precisión que si sólo evaluaran su coeficiente intelectual”, un aspecto clave cuando contar con los mejores profesionales es cada vez más importante para sobrevivir al entorno económico, explica Goleman. Para demostrar su teoría, este psicólogo utiliza como ejemplo el desempeño profesional de quienes en su día podían haber sido compañeros de colegio: “El mejor de la clase, con un alto grado de coeficiente intelectual, ha resultado tener un éxito laboral inferior a otro alumno que era un estudiante promedio. La diferencia entre ellos radica en que el segundo es capaz no sólo de controlar sus propias emociones, sino también de influir positivamente en los grupos de trabajo. Todos quieren trabajar con él”.

Ante el importante impacto que tiene la inteligencia emocional en la cuenta de resultados de una compañía, Goleman considera que las universidades y las escuelas de negocios deberían convertir esta filosofía en una nueva asignatura del plan de estudios. A su entender, las instituciones académicas centran sus esfuerzos en enseñanzas técnicas y dejan a un lado otros aprendizajes más sociales.

Más sobre este tema

Inteligencia emocional, clave en el empleo

Abril de 2011

La capacidad de leer las emociones de los colaboradores es una habilidad cada vez más buscada entre los gerentes.

La forma en que se reacciona en una entrevista, los rasgos de la personalidad y la forma de enfrentar la adversidad son algunos de los elementos que hoy en día evalúan los reclutadores de personal para mandos medios y altos en las empresas.

La búsqueda del estatus

Agosto de 2011

Podemos ser mejores líderes entendiendo que de manera inconsciente, los seres humanos siempre buscamos incrementar nuestro estatus en la sociedad.

Esta necesidad existe desde la prehistoria. Según el investigador David Rock, desde que el ser humano convive en grupos, el incrementar el estatus es tan importante como alimentarse.

Giftwork©: Nueve pasos para crear un gran lugar para trabajar

Mayo de 2011

Los grandes lugares para trabajar no suceden accidentalmente. No sólo traen como resultado una armonía en el trabajo sino que alcanzan mejoras significativas: satisfacción de clientes, productividad, rotación voluntaria, rentabilidad

Robert Levering, Co-Fundador
Mtra. Jennifer Amozorrutia

El camino al éxito extraordinario

Marzo de 2010

Las reglas para ser exitoso se enseñan en cualquier MBA, y no es siguiéndolas que se consiguen los super éxitos memorables.

Y pareciera que el principal ingrediente para saber cuales son las reglas a romper y cuándo hay que hacerlo, es la pasión.

La pasión es el factor común que alfombra el camino a las grandes realizaciones -y también a los grandes fracasos.

cerrar (x)

Reciba más noticias sobre Gerencia

Suscríbase SIN COSTO a CentralAmericaDATA EXPRESS.
Todos los días, lo más importante de Centroamérica.

Ingrese su correo electrónico:

* Al suscribirse, estará aceptando los terminos y condiciones


Se buscan distribuidores de productos congelados en toda Latinoamérica

Productos fabricados en Louisiana, Estados Unidos, a precios FOB.
Deliciosos Platillos tradicionales del Estado de...

Indices Bursatiles

(21 Nov)
Dow Jones
0.51%
S&P 500
0.52%
Nasdaq
0.24%

Materias Primas

(24 Nov)
Petróleo Brent
81.05
Café "C"
190.70
Oro
1,199
Plata
16.345